domingo, 14 de abril de 2013

Lasaña de carne.




Hace mucho tiempo que descubrí que el mejor aliado cuando celebras una fiesta en casa o simplemente invitas a comer a unos amigos, es el horno, te permite dejar haciéndose la comida sin tener que estar pendiente de ella y puedes estar disfrutando junto a los demás.

Si el horno es el mejor aliado, la lasaña es el plato ideal. La podemos dejar hecha el día anterior y el de la fiesta sólo la tenemos que meter en el horno para que se caliente. Y sobre todo ¿a quién no le gusta una buena lasaña? ¡Y no digamos nada si hay niños! 


Lasaña de carne


He utilizado una salsa de tomate en conserva que hice este verano con tomates de huerto que un señor vende los sábados en la plaza del pueblo en el que vivo, no veas la diferencia con los que nos venden en los supermercados.

Ya que no os puedo pasar tomatitos de huerto por la pantalla, si queréis, cuando empiece la temporada os enseño como hago las conservas de tomate


La pasta, la más práctica es la que viene pre-cocida que sólo tenemos que meterla en agua caliente y el resultado es igual de bueno que la que se tiene que cocer,  salvo que utilicéis pasta recién hecha, como esa ninguna.

Lasaña de carne 
Ingredientes (para 8 personas): 750 gr. de carne picada de ternera (se puede hacer con cerdo o mitad y mitad), 2 calabacines grandes, 2 puerros, 2 cebollas, ½ pimiento rojo, salsa de tomate a poder ser casera, pasta de lasaña, aceite de oliva virgen y especias: orégano, tomillo y albahaca.

Elaboración: picamos en juliana: las cebollas, los puerros y el pimiento rojo, y en láminas finas los calabacines.
Ponemos a calentar un buen chorro de aceite y vamos añadiendo poco a poco las verduras. Primero las cebollas, cuando estén

pochadas añadimos los puerros, a continuación el pimiento rojo y por último los calabacines.

Rehogamos otros cinco minutos, echamos la carne picada y  las especias.

Cuando la carne esté hecha y haya reducido todo el agua que sueltan las verduras le añadimos la salsa de tomate. Dejamos cocer a fuego bajo cinco o diez minutos más.

Preparamos la pasta y una bechamel.

 Ponemos en el fondo de la fuente unas cucharadas de bechamel, después una capa de pasta, una de carne y un poco de bechamel. Repetimos hasta acabar con una buena capa de bechamel y cubrimos con queso, mejor recién rallado.

Si queremos podemos forrar el molde con papel de horno para que no se nos pegue al fondo la pasta, aunque a la hora de servir no es muy cómodo, después nos ahorramos frotar.
Metemos la lasaña en el horno precalentado a 200ºC hasta que se gratine el queso, nosotros la preferimos poco gratinada, nos gusta que el queso esté fundido y no demasiado tostado.

Lasaña de carne


Al tener tanta verdura no es nada pesada, queda muy jugosa y al picarla en trozos pequeños se deshace y los niños no se dan ni cuenta de que la lleva, asique si son de los que dicen que no les gustan las verduras, se la comen sin protestar y encima te dicen que les ha encantado o como  dice mi sobrino ¡Delicius, delicius!

Lasaña de carne
Lo único que nos queda por hacer es servir y lo mejor de todo, comérnosla
¡Buen provecho!

2 comentarios:

  1. Tu receta esta buenisima, acabo de comer la lasaña y me ha salido Genial, muchas gracias!!!!!Me gusta cocinar, pero necesito la seguridad de una receta guía, la tuya de Lasana está muy bien y es muy facil,gracias por publicar la receta me eres de mucha ayuda,un besito a todos.

    ResponderEliminar