sábado, 23 de marzo de 2013

Recetas de torrijas originales



 En mi búsqueda de nuevas recetas de torrijas me he encontrado con una de “Buñuelos de torrija” nunca se me hubiese ocurrido hacer una torrija en forma de buñuelo, ni un buñuelo con sabor a torrija. Pues  Carmen de Dulces bocados los hizo hace tres años ¡y yo sin saberlo!.
Esta semana tengo vacaciones, pero no dinero, como me toca quedarme en casa los probaré. 
No os olvidéis de echar un vistazo en Dulces bocados tiene cosas deliciosas, su Rollo floral con fresas y mascarpone no sé como estará pero tiene una pinta que para comérselo y por si fuese poco es precioso.
Para entrar en la receta original no tenéis más que pinchar sobre el nombre del plato.

Receta y foto de Dulces bocados
Ingredientes:
Para la masa: 1 huevo, 125 gr. de harina, 1 sobre de levadura Royal, 40 gr. de azúcar glasé, 
40 ml. de agua y una pizca de sal
Para el relleno: 75 gr. de arándanos cortados (pueden ser frutas confitadas, pasas, orejones, etc., a vuestro gusto), 1L. de leche, una rama de canela y 200 gr. de pan duro sin corteza
Para servir: azúcar glasé y canela en polvo
Receta y foto de Dulces bocados
 
Preparación:
Primero para preparar la masa tamizar la harina, el azúcar la levadura y la sal en un bol. Batir el huevo y el agua en otro bol más grande, añadir poco a poco la harina y remover con una cuchara de madera, hasta que quede una pasta perfectamente lisa. Dejamos descansar una hora a temperatura ambiente, tapado con un trapo.
Calentar la leche con la rama de canela y cuando hierva apartar. Dejar infusionar 5 min. y colar.
Cortar en trocitos el pan y cubrir con la leche. Dejamos empapar bien durante 10 min. Retirar la leche y escurrir el pan para quitarle el exceso de leche. Añadir los arándanos (o la fruta elegida) y con un tenedor chafamos un poco el conjunto, para que quede una masa gruesa.
Pasado el tiempo de descanso, añadir el pan a la masa de harina y mezclar bien.
Calentar abundante aceite y con una cuchara de postre poner porciones de masa a freír. Dorar bien y dejarlos crujientes. Escurrir sobre un papel absorbente.
Espolvorear con azúcar glasé y canela y servir calientes.

No me diréis que no es una receta original. Continuaré buscando a ver si alguien la puede superar.

2 comentarios:

  1. Buenisimasssss las torijas, pero las recetas de toda la vida y sin tantas complicaciones. Y con un hilo de miel, buenisimas, y con un poquito de cacao en polvo, por encima tambien, por los peques, que si no lo tienen… , estan Buenisimaaa todooooo.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que pienso como tú. Las mejores torrijas son las de toda la vida. Pero siempre está bien probar cosas nuevas. El sábado hice unas con bizcocho de manzana que estaban buenísimas, pero mañana voy a hacer las de siempre.

    ResponderEliminar